Compartir

Héroe Invisible: El Sistema de Alerta Sísmica por Smartphone de México Funcionó

Análisis de PardoNet.  20 de Septiembre, 2017. El sistema de alerta antisísmico de México fue el “héroe invisible” durante los terremotos gemelos de Septiembre, usando teléfonos inteligentes para alertar a más de 3 millones de mexicanos y brindándoles preciosos segundos  para escapar de edificios y protegerse.  El sistema no es perfecto: depende en cierto grado de la distancia del epicentro del sismo, y no cubre zonas extensas del país.

El mismo sistema, basado sobre tecnologías japonesas, se podría utilizar para entregar aletas contra tsunamis, misiles y ataques terroristas. No es de sorprender que Japón sea un líder en el campo, ya que su población está expuesta a todas estas amenazas.

El sistema se basa sobre el acoplamiento de dos tecnologías: una de detección de detección de sismos, y otra de alarmas telefónicas por medio de teléfonos inteligentes. El sistema de advertencia telefónico fue implementado en el 2013. Usando aplicaciones gratuitas, como SkyAlert y Alerta Sísmica DF, las alertas se basan sobre sensores japoneses, se disparan apenas 2 segundos después del inicio de un sismo, y puede entregar hasta 1 minuto de advertencia. En un siniestro de este tipo, unos cuantos segundos puede ser la diferencia entre vida y muerta.

El sistema no es perfecto: depende en cierto grado de la distancia del epicentro del sismo, y no cubre zonas extensas del país.  Reportes preliminares indican que en partes de la Ciudad de México no sonó la alarma, debido a la proximidad del terremoto.

La tecnología de detección y alerta base fue implementada después del terremoto del 19 de Septiembre, 1985 (exactamente 32 años antes del sismo del 2017), que destrozó la capital mexicana y causó más de 1,000 fatalidades.

En los dos sismos del 2017, se dispararon alarmas que aportaron varios segundos cruciales de advertencia, permitiendo que las personas se escaparan de edificios y se prepararan para el temblor. Con 8,200 megáfonos en la capital mexicana, la tecnología detecta movimientos sísmicos instantáneamente, y toca la alarma en escuelas, edificios, y oficinas del gobierno.

Sismólogos del Servicio Sismológico Nacional (SSN) de México dicen los dos sismos en dos semanas que sacudieron a México tienen demasiada separación geográfica para que el segundo se considere una replica del primero. Sin embargo, ambos terremotos del están conectados por Placa Cocos, que conecta el sur de México con Centroamérica, y que se está resbalando de la Placa de Norteamérica. Según sismólogos, el este es un masivo proceso tectónico que está lejos de agotarse, y se pueden prever mas sismos.

En una declaración a la revista Nature, Gavin Hayes, un sismólogo del US Geological Survey, en Colorado, dijo que “la coincidencia en el tiempo hace que sea muy sospechoso”, añadiendo que “hay muchos que creerán que están relacionados, yd habrá mucho trabajo de investigación sobre eso.”

Los satélites Centinela de la Agencia Espacial Europea y ALOS-2 de Japón están aportando imágenes de radar para analizar las transferencias de tensión geológica. Los satélites pueden medir precisamente donde la tierra esta ascendiendo o descendiendo. Los sismólogos del servicio nacional mexicano localizaron el epicentro del sismo en el centro de la Placa Cocos, y no en sus orillas, como habría sido de esperar.

El lunes, 19 de Septiembre, un terremoto de magnitud 7.1 en la escala Richter sacudió a la Ciudad de México. El siniestro derribó por lo menos 40 edificios, y dejando unas 200 víctimas. Los estados de Puebla y Guerrero también se vieron afectados.

Apenas 12 días antes, el 7 de Septiembre, la zona de Chiapas fue sacudida por un terremoto de magnitud 8.1 en la escala Richter, que hizo que se tambaleara el Ángel de la Independencia en el centro de la Ciudad de México a unos 120 km de distancia. Fue el sismo mas fuerte registrado en México en mas de un siglo. Según sismólogos del USGS, ese terremoto causó una ruptura de unos 100 km en la corteza terrestre.

México es un punto focal de interacción entre 5 placas tectónicas: las de Norteamérica, Cocos, el Pacífico, de la Rivera, y del Caribe. Según SSN, se reportan un promedio de 40 sismos por día.

Los sismólogos del SSN describieron los terremotos gemelos como fallas características de movimientos intraplaca. Lo usual es que los terremotos ocurran en los márgenes colindantes de las placas.

Los describieron como “fallas de tipo normal”, advirtiendo que si bien los sismos se pueden detectar apenas ocurran, pronosticarlos como si fueran meteorología es imposible. “Hasta la fecha no se cuenta con técnicas científicas en ninguna parte del mundo que puedan determinar cuándo o dónde ocurra un sismo, tampoco se puede saber qué tan grande será o qué efectos tendrá en la población.