Compartir

Investigación sobre Corrupción Rusa: Se Cierra el Cerco

Análisis de PardoNet.  Washington, D.C. 12 de Septiembre, 2017.  Los esfuerzos del Presidente Trump para detener la investigación de sus tratos con los rusos presentan más preguntas que respuestas, dijo el analista político y redactor de PardoNet, Roger Pardo-Maurer, en una discusión en el noticiero NTN24. “Es dificil creer que hubo colusión política entre la campaña de Trump y los rusos. Todo eso fue empujado por los rusos. Pero sin duda han habido acciones criminales, como el hackeo de las elecciones. Y los tratos comerciales del Sr. Trump en Fort Lauderdale y Nueva York, hace una década, cuando estaba en aprietos, y necesitaba dinero, sí podrían exponerlo”.

El Fiscal Especial, Robert Mueller, ha expandido la investigación sobre injerencia rusa para incluir los negocios del entonces ciudadano Trump, desatando reacciones de furia y pánico en la Casa Blanca. Mueller ha profundizado su investigación sobre posibles delitos por el Presidente Trump y sus asesores de campaña, según fuentes cercanas al proceso. Con la aprobación del Senado, Mueller ha expandido su investigación mas allá de su enfoque original, que era la posible colusión entre oficiales de la campaña y agentes rusos.

Al mismo tiempo, los Fiscales federales del Distrito Sur de Nueva York (que se especializa en delitos financieros) y del Distrito Sur de Florida (que se especializa en lavado de dinero) están usando sus poderes de citación para investigar posibles delitos financieros de Trump antes de asumir la presidencia, conectados con el supuesto lavado de dinero de oligarcas rusos en Nueva York y Fort Lauderdale.

Está semana el Washington Post divulgó que Rusia había dirigido un ejército de “bots”, o sea, programas robóticos en el internet, para influir las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Las explicaciones cambiantes de alegados de Trump, incluyendo su hijo y su yerno, sobre sus contactos con los rusos, han levantado sospechas de que la campaña estaba enterada de los “bots”.

Las investigaciones de Mueller, así como las de los Fiscales federales de Nueva York y Florida, están dotada del poder de citación judicial. Personas que no cooperan con la investigación están expuestas a cargos federales de desacato, lo cual podría resultar en sentencias penales.

En una señal de que los asesores de Trump no están cooperando con la investigación, el 10 de agosto, la FBI hizo una incursión sorpresiva a la casa del ex-jefe de campaña de Trump, Paul Manafort.

Las explicaciones de Trump y sus asesores sobre sus conexiones con los rusos han sido contradictorias y han cambiado constantemente. Presidente Trump ha dicho, en varias entrevistas, que “hace mucho tiempo” fue dueño del certamen Miss Universo que se celebró en Moscú y que le vendió una casa a un ruso millonario, pero que “aparte de eso, no tuve nada que ver con Rusia”.

Sin embargo, como lo documenta Allan Lichtman en la revista Fortune, Trump estaba mintiendo sobre sus tratos con los rusos. Por ejemplo, en una declaración jurada ante los tribunales en el año 2007, casi década antes de su candidatura, Trump explicó su participación en proyectos de bienes raíces con Bayrock Associates, como lo describe Lichtman, “una empresa de reputación dudosa y con conexiones rusas”. Trump se asoció con Bayrock en cuatro grandes proyectos, todos fracasados: el Fort Lauderdale Trump Tower, el Trump Ocean Club (también en Fort Lauderdale), el condominio-hotel de SoHo en Nueva York, y un centro turístico en Phoenix, Arizona.

Las oficinas de Bayrock se encontraban en el 24º piso de Trump Tower, en Nueva York. En 1998, fiscales federales obtuvieron una condena de Felix Sater, de origen ruso, el director principal de Bayrock, por orquestar un fraude de $40 millones en conexión con la Mafia Rusa. A cambio de una declaración de culpabilidad, aparentemente Sater acordó convertirse en un informador, o sea, un “soplón” para el gobierno. Otro socio principal de Bayrock, Tevfik Arif, fue funcionario del gobierno Soviético por 17 años antes de venir a los Estados Unidos.

En su declaración jurada, que fue parte de una demanda por difamación que fracasó, Trump dijo que Bayrock traía los inversionistas, y “se iba a crear un Trump International Hotel and Tower en Moscú, Kiev, Istanbul, et cetera”.

En un juicio contra Bayrock, por conspiración criminal del año 2015, los demandantes alegaron que “por la mayor parte de sus existencia” la empresa Bayrock “pertenecía sustancialmente y secretamente a la mafia, y fue operada por ella”. Aunque no demanda no alega complicidad de Trump, la demanda, alega que Trump Soho “es un monumento a una espectacularmente corrupta evasión de impuestos y lavado de dinero”.

Dejar un Comentario