Compartir

El Departamento de Defensa en Puerto Rico: ¡Ausente!

Análisis de PardoNet.  Washington, D.C.  ¿Adónde está el Departamento de Defensa en Puerto Rico?  ¡Ausente, mi General!

“Es como si no hemos aprendido nada desde Katrina”

En su primera prueba de la vida real, socorrer a Puerto Rico y las Islas Vírgenes, el Secretario de Defensa, General de Infantería de Marina James Mattis, ha resultado un fracaso catastrófico.

Hoy el periódico Navy Times reporta que se “están acumulando las preguntas sobre las dimensiones de la misión de rescate, y la inacción del buque hospital”.

Por el momento la Marina tiene solo 2 buques desplegados para auxiliar a Puerto Rico. En una declaración oficial, el Comando Norte de los EE.UU., encargado de la misión anunció que había realizado apenas 8 evacuaciones médicas, con 148 misiones aéreas, y entregado 44,177 libras de suministros” a Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Según el Pentágono, hay 2,600 efectivos militares de los EE.UU.  Todas son cifras absurdas ante la magnitud de la catástrofe.

“El esfuerzo ha sido totalmente anémico”, dijo Roger Pardo-Maurer, el redactor de PardoNet y ex-Subsecretario de Defensa Adjunto para el Hemisferio Occidental y quien ayudó a establecer el Comando Norte bajo el Presidente George W. Bush. “Se están despilfarrando horas preciosas para socorrer a la isla y mantener la moral de la población civil.   Es como si no se hubiera aprendido nada desde Katrina.  La ausencia del Departamento de Defensa ha permitido que una funesta percepción de abandono contagie a la población isleña. Manejar percepciones y sobre todo mantener la moral es imprescindible tarea del Departamento de Defensa. En todo esto, están fracasando”.

Añadió Pardo-Maurer, que “sin duda el General Mattis es un gran guerrero, y eso siempre lo necesitamos. Por algo tiene el apodo “Perro Loco”.  Pero el Departamento de Defensa debe hacer un sinfín de cosas además de la guerra, comenzando por la protección y socorro de la población civil cuando no existe otra alternativa”.

Espeluznantes imágenes satélite de la Administración Nacional Aeronáutica (NOAA) muestran que la isla se ha quedado en tinieblas.

El Presidente Trump ha dicho que viajará a la isla el próximo martes, y que los Estados Unidos “está con Puerto Rico”. Pero al mismo tiempo desató una tormenta de críticas en su discurso por recordar a los boricuas de su “deuda con Wall Street”. El Alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, respondió ácidamente, que “socorro ante el huracán y la deuda son dos temas diferentes”. (Asimismo, el Secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, has criticado por distraerse con una polémica sobre Twitter sobre los jugadores de la NFL que se rehúsan a quedarse de pie durante el himno nacional, en vez de dirigirse al problema financiero de Puerto Rico).

El lunes, los cinco ex-Presidentes de los Estados Unidos sobrevivientes (Jimmy Carter George H.W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush, y Barack Obama) hicieron un llamado urgente para ayudar a Puerto Rico y las Islas Vírgenes, ambos territorios de los Estados Unidos. Se pueden hacer donaciones mediante el sitio establecido para ese propósito, en:

https://www.oneamericaappeal.org/

La falta de atención al desastre instó a la ex-candidata presidencial Hillary Clinton a preguntar porqué no se había desplegado la USNS Comfort, de las dos naves hospitales de la marina. Inexplicablemente, la USNS Comfort y USNS Mercy, los buques hospitales más grandes de su clase en el mundo, no han sido despachados para ayudar a la isla.

El Presidente W. Bush fue criticado severamente por la dilatada respuesta del Departamento de Defensa en Nueva Orleans, a la zaga del Huracán Katrina. “En ese caso, la demora en la respuesta se debió a la fatal indecisión de la Gobernadora Kathleen Blanco, sumado a confusión en la Casa Blanca sobre las autoridades del Presidente de desplegar tropas federales a un estado en apuros sin la invitación del estado. Aquí mas bien parece un caso de “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Hay una trágica ironía en la falta de atención a Puerto Rico del Departamento de Defensa. La Marina de los EE.UU. abandonó su reservación ejercicios de bombardeos para en Vieques, después de años de presión de independistas, ambientalistas, intelectuales e izquierdistas para detener los ejercicios navales de fuego vivo. Acto seguido, en el 2004, el Departamento de Defensa abandonó la histórica base de Roosevelt Roads, anteriormente su base más grande en el mundo afuera de los Estados Unidos continental. Con el cierre de Vieques, acabó la última misión significante de Roosevelt Roads, instantáneamente dejando sin empleo a unos 10,000 puertorriqueños.

Trump podría pagar un castigo político por la percepción de haber ignorado a Puerto Rico, sobre todo en un estado como Florida, donde ha habido una migración masiva en “cámara lenta” durante los últimos años, sobre todo a Orlando.   Se estima que hay 3.4 millones de puertorriqueños en la isla, y asimismo según el Censo, se estima hay otras 5 millones de personas de ascendencia puertorriqueña en EE.UU. continental. Puerto Rico es un territorio, y no un estado de la unión, por lo que los residentes de la isla no tienen el derecho a votar en eleccionsidenciales. Sin embargo, sí son ciudadanos naturales de los Estados Unidos debido a la Ley Jones de 1918, y cuando se trasladan al continente automáticamente tienen del derecho a votar en elecciones presidenciales.

Dejar un Comentario