Compartir

Una Tecnología con 40,000 Años de Edad

 

PardoNet. –  El peligro de una “bomba laptop” (ver artículo relacionado en PardoNet) que podría destruir un avión llevó al Departamento de Seguridad Nacional a prohibir que los pasajeros llevaran computadoras portátiles en ciertos vuelos.  Pero el Departamento acaba de anunciar que gracias a la implementación de “medidas tecnológicas”, se levantaría la prohibición.

¿Y cuáles son estas imprescindibles “medidas tecnológicas”?

Perros.

Sí.  Perros.  Será nuestro mejor amigo, pero científicos han determinado que el perro se cuenta entre nuestras tecnologías mas antiguas y exitosas. Estudios recientes del ADN canino muestran que el perro fue el primer animal en ser domesticado por humanos, hace aproximadamente 40,000 años.

La investigación científica sugiere que los perros descendieron de un tipo de lobo que se ha extinguido, y que fue domesticado no en una, sino que en dos ocasiones. Según Krishna Veeramah, científico genómico de la Universidad de Stony Brook, en un estudio en la revista Nature Communications, el perro se separó del lobo hace unos 36,900 y 41,500 años.

Esta conclusión se desprende del “reloj molecular” del ADN, que acumula pequeñas variaciones a una tasa relativamente constante con el pasar del tiempo. En la medida que poblaciones nuevas son fundadas por grupos o individuos específicos, “ramas del árbol genético”, la diversidad genética de esas poblaciones se va reduciendo, debido a su herencia de un solo ancestro.

La diversidad genética de los perros modernos alcanza su máximo en Asia, lo cual sugiere que los primeros perros aparecieron en lo que hoy es Mongolia y las Himalayas. Sin embargo, la evidencia genética de los fósiles también indica que una segunda población posiblemente fue domesticada en Europa.

La época de domesticación del perro coincidió con un auge de creatividad humana, que contradice las populares imágenes de cavernícolas torpes e ineptos. En una especie de época de oro humano, en esa época se crearon nuevas tecnologías como, por ejemplo, el zapato (con suelas y cordones, como los de hoy), la flauta (idéntica a la de hoy, en todas las culturas humanas) y las asombrosas pinturas de las cuevas de Europa.

Dejar un Comentario