Compartir

La Cancelación de Obamacare: Lo que Habría Costado

PardoNet. – Washington, D.C.  –  Pese a la dramática derrota en el Senado del plan  para derrogar la Ley sobre Salud Asequible (ACA, por las siglas en inglés del “Affordable Care Act”, conocido como Obamacare) el Presidente Trump está urgiendo a los Republicanos en el Congreso a que no abandonen el esfuerzo Republicano por derrogar la ley.

La cancelación de Obamacare, como lo prometido el Presidente Trump, hubiera tenido efectos “inmediatos”, y dejado a 32 milones de personas sin seguro de salud, según un informe del Congressional Budget Office (CBO), el órgano no-partidista del Congreso encargado de análisis económico y presupuestario.

Para el año 2018, la derogación de la ley Obamacare causaría que un aumento de 17 millones de Americanos sin seguro de salud.   Para el año 2020, esto ascendería a 27 millones con la eliminación de la expansión de Medicaid y de subsidios para seguros comprados en los mercados establecidos por Obamacare. Y en apenas 8 años, el numero de no-asegurados llegaría a 32 millones.

Al mismo tiempo, debido a trastornos en el mercado de seguros de salud, las primas para los que siguen asegurados subirían vertiginosamente. Entre 2006 y 2016, las primas para cobertura familiar pagadas por empleados aumentaron por 78 porciento. No obstante, según el análisis del CBO, lo que pagan los empleados por primas “subiría por 50 porciento para el 2020, y las primas se doblarían para el año 2026”.

La derogación de la ley reduciría por $842 billones los fondos federales para Medicare, el programa que cubre personas de escasos recursos.   También eliminaría $679 billones en subsidios para seguros de salud individuales, y créditos fiscales por $6 millones para pequeñas empresas que le proveen seguros de salud a sus empleados.

CBO indicó además que, a pesar de lo anterior, la cancelación tendría un impacto neto negativo por $210 billones sobre el presupuesto federal. Esto se debe a que los empleados tendrían que pagar más primas, lo cual por el momento pueden deducir de sus impuestos.

Un retroceso en salud de esta magnitud jamás se ha visto, durante tiempos de paz, en un país económicamente avanzado de Occidente.

Dejar un Comentario